Terapia sexual
Buenas, después de exponer los mitos que muchas veces se convierten en base de diferentes problemáticas sexuales. Me gustaría poder dar una sencilla explicación de que consiste una terapia sexual propiamente dicha.
No es desconocido que el tema sexual sigue aún hoy en día aunque no lo parezca como un tema tabú. Es cierto que hay mucha más posibilidad de acceso a este mundo a través de las nuevas tecnologías, hay más información, más desinhibición en las relaciones…. pero es importante recalcar que todo esto es una especie de barullo, de exceso a veces de información dónde muchos de los mensajes son totalmente erróneos.
El porno por ejemplo es un arma de doble filo, indiscutiblemente es necesario puesto que su consumo es alto y fortalece a veces las fantasías que generan el deseo sexual. Pero a su vez si la persona que lo consume no está debidamente madura y comprende que las escenas que ve son totalmente irreales y que no simbolizan la sexualidad humana, que simplemente es una herramienta de creación de deseo puede hacer que la persona no identifique las verdaderas funciones del porno y lo confunda con la sexualidad en forma amplia.
En terapia sexual se intenta trabajar con la pareja, independientemente que el problema pueda parecer que lo presente solo uno de los dos. Evidentemente hay múltiples casos y cada uno de ellos se valora, diagnostica, y trata de forma individualizada. Los fundamentos de la terapia serían básicamente tres:
- Mostrar un nuevo sistema que facilite un modo más sano de relacionarse tanto en el plano sexual como afectivo.
- Reflexionar y trabajar sobre las causas que han podido provocar y mantener sus problemas sexuales.
- Ayudar a la pareja a introducir tareas que faciliten un modo satisfactorio de disfrutar de su afectividad y sexualidad.
Dentro de la terapia es muy importante recoger el máximo de información posible para poder detectar tanto las causas como las variables que mantienen dichos problemas. Mediante la metáfora del iceberg se explica que como en dicho elemento, en el mar solo se ve una parte de hielo, pero es cierto que por debajo se descubre una gran masa también de hielo que sujeta la parte visible.
Así son los problemas sexuales, la parte visible de ese iceberg. En terapia queremos conseguir desenmarañar las diferentes variables que se encuentran por debajo como pueden ser:
- Experiencias sexuales anteriores
- Rutina
- Autoestima
- Mitos y creencias
- Relación de pareja
- Comunicación
- Cultura y sociedad
- Información y educación sexual
- Emociones y sentimientos
- Pensamientos
- Cambios de etapa
….
Generalmente la demanda en terapia sexual es un problema estrictamente visible, como por ejemplo una eyaculación precoz. Pero en muchas ocasiones la causa y las variables que lo mantienen son otros problemas de índole psicológico, emocional o relacional.
Para finalizar esta entrada me gustaría que reflexionáramos un poco, sé lo difícil que es acudir a terapia y más si el tema es de carácter sexual pero hagámonos una pregunta. ¿ Soy feliz en mi vida sexual? ¿Quiero serlo? ¿quiero seguir perdiéndome uno de los más grandes placeres de la vida, y compartirlo con mi pareja?

Beatriz Rodríguez Batlle

NºCol. 20093

Psicóloga especializada en clínica de Adultos y Terapia de Pareja.