PAREJA Y SEXUALIDAD

Psicosedna trabaja con el objetivo de encontrar el mejor camino hacia una pareja sana, en todos los sentidos. Definimos que una pareja es sana valorando sus necesidades, sus fortalezas, sus debilidades, su morfología y su dinámica interna.

Según Robert J. Sternberg psicólogo estadounidense y su teoría triangular del amor hay tres componentes básicos dentro de una relación sana de pareja: la intimidad, la pasión y el compromiso. Describe la intimidad como aquellos sentimientos dentro de una relación que promueven el acercamiento, el vínculo, la conexión y principalmente el hecho de compartirlos. La pasión sería el estado de intenso deseo de unión con el otro, como expresión de deseos y necesidades tanto físicas como psicológicas y por último el compromiso como la decisión de amar a otra persona y el acuerdo por mantener ese amor.

En Psicosedna trabajaremos en función de la demanda a través de sesiones de terapia. Entre las posibles demandas destacamos:

  • Dificultades de comunicación
  • Carencia de habilidades para la solución de conflictos
  • Mediación
  • Problemas sexuales e/o infidelidades
  • Dificultad en compaginar ser pareja y ser padres
  • Conflictos en la adaptación a la convivencia….

 

Evidentemente cada caso expone sus diferentes variables y componentes que harán que nuestro trabajo sea más concreto siempre partiendo de las necesidades de cada pareja.

¿Cómo trabajamos en Psicosedna la Terapia de Pareja?

La estructura se basa en una primera visita dónde la pareja realiza la demanda y exponen sus visiones de la situación. La siguiente sesión se procederá a una visita individual por parte de cada miembro de la pareja para que puedan exponer por separado sus ideas, visiones, sentimientos, demandas, etc. Las demás sesiones serán siempre en pareja durante el tratamiento.

Por lo tanto el cuadro de visitas quedaría así:

Primera visita: demanda de la pareja

Segunda visita: (semana siguiente) visitas individuales de cada miembro de la pareja

Resto de sesiones siempre en pareja y serán quincenales ya que se necesita este tiempo para trabajar en dicho tratamiento tanto por parte de la pareja como del terapeuta.

 

En tema de Sexualidad Psicosedna ofrece una terapia específica. Este trabajo se puede realizar tanto a nivel individual como a nivel de pareja.

Entre las posibles demandas destacamos:

  • Disfunción Eréctil: En el hombre se ve con la erección del pene y en la mujer con la lubricación vaginal. Habría por lo tanto una dificultad para conseguir o mantener la erección en el caso del hombre y la lubricación en el caso de la mujer.
  • Eyaculación precoz: es una falta de control sobre el reflejo eyaculatorio.
  • Vaginismo: consiste en la contracción no voluntaria de los músculos que rodean el tercio externo de la vagina. Este espasmo, no provoca ningún dolor en el momento de producirse, la mujer toma conciencia sólo al intentar la penetración.
  • Anorgasmia: consiste en la imposibilidad de sentir un orgasmo, que puede ser debido a diferentes causas por lo tanto existen varios tipos.

 

Es muy importante antes de comenzar cualquier tipo de terapia sexual descartar cualquier patología de carácter fisiológico que entonces sería la causa del problema. Aunque sigue siendo necesaria la terapia sexual en el caso en que el objetivo sea valorar otros tipos de sexualidad o adaptación a la patología.