Porque la infancia es la etapa en la que se construyen los fundamentos de nuestro desarrollo, creemos que es esencial prestar especial atención a estos primeros años de vida para facilitar el mejor desarrollo psicológico y emocional del menor.

¿Cómo lo hacemos? En PSICOSEDNA, primero analizamos y evaluamos las dificultades del niño/a  según el motivo de consulta. Después establecemos unos objetivos individualizados para cada niño/a y proponemos una intervención adecuada.

Hay cambios o situaciones en la vida de un niño que pueden afectar a su salud psicológica. Eso lo podemos percibir porque le vemos más ansioso, triste o miedoso que habitualmente u observamos cambios en su comportamiento o en su forma de relacionarse mostrándose más retraído o agresivo.  A menudo el niño/a no sabe explicar lo que le pasa y eso se ve reflejado únicamente en problemas de comportamiento.

Psicosedna | Psicología Infantil

Psicosedna | Psicología infantil

Detección Temprana
Definición: Identificación de una deficiencia física, psíquica o sensorial, o la constatación de la sintomatología que la hace presumible, en el momento más próximo a aquél en que la deficiencia se manifiesta, con el objetivo de adoptar todas las medidas preventivas o terapéuticas necesarias.

Justificación: El interés por la identificación temprana radica en la evidencia acumulada durante los últimos años, que establece que una detección y posterior intervención temprana específica, personalizada para el niño y su familia, conduce a una mejoría en el pronóstico de la mayoría de los niños con algún tipo de trastorno en el desarrollo (autismo, otros) o discapacidad (discapacidad auditiva, otras.).
Además, el período que transcurre desde las primeras sospechas hasta el diagnóstico del caso provoca angustia, incertidumbre y desorientación para las familias; de forma que todo aquello que proporcione a la familia los apoyos necesarios va a reducir notoriamente el estrés y el sufrimiento familiar y va a ayudar a planificar los servicios comunitarios requeridos posteriormente.
A pesar de ser muy deseable y necesaria la detección temprana, en la práctica resulta sumamente difícil, y a muy pocos niños/as con sospecha de algún trastorno del desarrollo o discapacidad se les deriva a servicios especializados antes de los 3 años de edad.
Las barreras que provocan este reconocimiento tardío se encuentran en los diferentes canales de detección: ámbito familiar, ámbito sanitario, otros. Y mayoritariamente en todos estos ámbitos las causas que provocan estas barreras para la detección se resumen en una carencia de la información y la formación necesaria.

Objetivo: Ofrecer una formación para la detección precoz de las deficiencias del recién nacido y del niño en atención temprana que pretende resaltar algunos factores de riesgo y los signos de alarma que padres y profesionales deben tener en cuenta.

Población objeto:

– Ámbito familiar: Padres primerizos y padres expertos
– Ámbito sanitario: pediatras y demás profesionales de la atención primaria.
– Ámbito educativo: educadores infantiles del ciclo 0 a 3 años.
– Servicios sociales: profesionales del departamento de bienestar social y familia.

Características del Servicio: Ofrecer espacios de coloquio y debate con el fin de informar y formar a padres y profesionales de los diferentes ámbitos anteriormente mencionados así como crear herramientas de divulgación con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de la detección temprana.

Metodología psicología infantil

En Psicosedna ofrecemos un espacio personal donde el/la niño/a se sienta cómodo, escuchado, valorado y tenga un lugar donde pueda expresar libremente aquello que le preocupa. De manera dinámica y lúdica intentamos darle al niño/niña estrategias necesarias para hacer frente a las dificultades que va teniendo en su día a día. A la vez, también ofrecemos un espacio a los padres donde darles pautas y dotarles de recursos y herramientas para que sepan manejar mejor las situaciones diarias. Además, también trabajamos de manera coordinada con otros profesionales tanto de la educación (colegios, esplais, etc.) como de la salud (psiquiatras, médicos, etc.).

Estos son algunos de los motivos de consulta: 

  • Problemas de conducta y rabietas constantes (bajo autocontrol, conductas agresivas, etc.).
  • Baja autoestima e inseguridad.
  • Bajas habilidades sociales a la hora de relacionarse con los demás.
  • Comportamiento inhibido y dificultad para expresar emociones.
  • Problemas en el estado de ánimo: ansiedad y/o depresión.
  • Miedos, fobias, celos.
  • Problemas del sueño y/o a la hora de comer.
  • Dificultad en control de esfínteres (enuresis y/o encopresis).
  • Bajo rendimiento escolar y/o baja motivación escolar.
  • Trastornos del desarrollo (Trastornos del Espectro Autista, Síndrome de Asperger, Trastorno General del Desarrollo, etc.)
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad e impulsividad (TDAH).
  • Asesoramiento a padres y madres sobre cómo gestionar las diferentes dificultades que presenta su hijo/a.